Artículos

“Que se alegren el desierto y la tierra seca, que con flores se alegre la pradera. Que se llene de flores como junquillos, que salte y cante de contenta” Is, 35
Leer mas
Para no ser sólo Dios, el Verbo quiso de mí la carne que hace al Hombre. Y yo le dije que sí, para no ser sólo niña. Para no ser sólo vida, el Verbo quiso de mí la carne que me hace a la Muerte. Y yo le dije que sí, para no ser sólo madre. Y para...
Leer mas